viernes, 2 de junio de 2017

Desilusión...

Aquello que creíste que era tan verdadero y puro, solo era una falacia. Nada de los sentimientos demostrados eran los que su corazón experimentaba. Creer palabras que nunca fueron ciertas, es la peor de las desilusiones. Que tu único ánimo para llevar el día a día fuera verle a tu lado al amanecer, o ver un mensaje al despertar, pero todo eso se quedaron en simples recuerdos. o simples engaños que tu corazón interpretaba como verdaderos. 

Duro ver que la vida que te revelo no era la suya, que cada palabra emitida por su voz no correspondía con la realidad que él vivía o tenía. Sentirte mil y un veces utilizada, e incomprendida en un mundo donde solo te queda seguir para adelante y dejar atrás aquellas cosas que te hacen daño y no te dejan volver a comportarte como antes eras. Nunca cambiaré, pero si he aprendido a quizá no implicarme como antes hacia, a ser cada vez un poco más fría y más desconfiada. 

Pero ¿Por qué la gente no muestra como realmente es? ¿Por qué optas por el mundo de la mentira, si esta siempre te lleva por la ronda equivocada? Nuestra esencia se encuentra donde nos hemos criado, donde hemos estado toda nuestra vida, no intentemos cambiar aquello que somos por intentar mostrar algo que quizá queremos o que nos gustaría ser. Jugar con las personas no está bien, escoge siempre el camino de la sinceridad, porque esta será la única que te abrirá puertas, mientras que la falsedad siempre te las cerrará. Y recuerda, de la desconfianza al odio hay sólo un paso. 



2 comentarios:

Muchísimas gracias por comentar, pásame siempre que comentes el link de tu blog :D